Login

Rate this item
(0 votes)

Un empate no es caída

El Centenario fue una fiesta en la previa, pero la fiesta no terminó de la mejor manera. Desde Tabárez a cada uno de los jugadores que hablaron dejaron claro que el empate en 1 dejó sabor amargo. Así se fue la quinta fecha de las Eliminatorias, que deja de positivo que Uruguay sumó, estiró su invicto, llegó al segundo lugar del ranking mundial y poco más. Venezuela se quedó con los festejos.

Un estadio colmado, banderas gigantes, todos vestidos de celeste. El público acompañó en gran medida a esta Celeste que despierta pasiones. Y así estaba todo listo para disfrutar de un triunfo, que se escapó en los últimos minutos.

El empate es justo en un partido que no tuvo mucho. Una definición exquisita de Forlán se lleva el premio de lujo en un encuentro cortado, sin grandes chances, sin juego colectivo de ninguna de las partes.

"Teníamos el objetivo de ganar el partido y no pudimos hacerlo", arrancó Tabárez en la conferencia de prensa. Sus palabras secas y sinceras demostraban que el resultado afectaba el ánimo. "No creamos en la medida que planificamos. No se puede decir que fue injusto el resultado", agregó.

El bajón fue mayor porque el empate llegó a pocos minutos del cierre. "Dominamos en gran parte en el marcador y cerca del final con esa fatalidad mía nos empatan", argumentó Godín y con ello se explica la sensación general de público y plantel.

 

El partido arrancó con Uruguay un poco mejor. Pero Venezuela hizo bien su trabajo desde el comienzo cortando el juego lo que complicó todo intento uruguayo de crear con la pelota bajo el piso. Y así las pelotas paradas pasaron a ser el arma ofensiva del equipo de Tabárez. Como un gol casi olímpico de Forlán... Y otros corners que no llegaron a ser bien aprovechados.

 

Hasta que Palito Pereira metió un centro de primera para que Forlán, solo, definiera con todo el tiempo del mundo para el 1-0 que despertó a más de 50.000 almas celestes.

Pero no duró mucho... Se terminó el primer tiempo. Y en el segundo lo mejor de Uruguay estuvo en un cabezazo de Lugano que el golero venezolano dio rebote y Cavani no pudo aprovechar. Eso fue a los cuatro minutos. De ahí en más, Venezuela se adueñó de la pelota y poco a poco se fue acercando al arco de Muslera. El silencio en las tribunas reflejaba el momento celeste en la cancha. Y ese silencio solo era roto por la pequeña pero bullanguera hinchada vinotinto.

 

Y cuando Uruguay pareció despertar ya pasada la media hora de juego... Llegó el baldazo de agua fría: gol de Rondón con desvío en Godín... Y ya casi no quedaba tiempo. La gente reaccionó y acompañó a los celestes en cada avance pero no hubo ni demasiado tiempo, ni demasiada idea.

 

Se terminó el partido. Quedó empate, un malhumor en las primeras horas pero a pensar rápido en lo que viene: el domingo que viene está Perú en el mismo Centenario que volverá a teñirse de celeste. Y que sea una fiesta completa.

 

La ficha del partido:

URUGUAY: Fernando Muslera; Maximiliano Pereira, Diego Godín, Diego Lugano, Martín Cáceres; Diego Pérez, Egidio Arévalo Ríos, Álvaro Pereira; Edinson Cavani, Diego Forlán y Luis Suárez. DT: Óscar Tabárez.

VENEZUELA: Renny Vega; Roberto Rosales, Osvaldo Vizcarrondo, Fernando Amorebieta, Gabriel Cichero; Tomás Rincón, Giácomo Di Giorgi, Juan Arango, Luis Seijas; Frank Feltscher y Salomón Rondón. DT: César Farías.

Goles: PT 38m Diego Forlán (Uruguay) y 38m Salomón Rondón (Venezuela).

Cambios: ST 9m Fedor X Feltscher (VEN), 29m Alvaro González X D. Pérez (URU), 32m Sebastián Coates X Lugano (URU), 42m Sebastián Abreu X Forlán (URU) y Perozo X Seijas (VEN).

Amarillas: Pérez, Lugano (Uruguay); Rincón, Amorebieta y Di Giorgi (Venezuela)

Árbitro: Antonio Arias

Estadio: Centenario

 

Fotos: llamaceleste.com

© llamaceleste.com