Login

Rate this item
(0 votes)

El comienzo del Finn

Alejandro Foglia está feliz. Por primera vez se subió a un Finn, el nuevo barco con el que buscará la clasificación olímpica a Río 2016. Está en un entrenamiento en Valencia con distintos veleristas de su nueva clase.

Estos días usó el twitter para contar su alegría. "Preparando el bolso... Mañana 8:00 am rumbo a Valencia. Primer entrenamiento y toma de contacto con el Finn. Arriba!". "Rumbo a Valencia en tren. Entrenamiento en la nueva categoría Finn hasta el jueves con equipos de Eslovenia, Holanda y Polonia. Arriba!". "Muy contento con el primer día de entrenamiento en el Finn. Exige mucho físicamente pero muy lindo de navegar. Mañana sigue! Arriba!". En pocas palabras, Jano transmitió que éste es un momento especial. Sus primeros días de entrenamiento en la categoría que eligió para soñar con una medalla olímpica.

 

"Es una sensación totalmente diferente navegar con el Finn. Es un barco más grande con más superficie vélica y la fuerza que hay que hacer es mayor. La primera impresión fue muy buena. El tema del barco está avanzado, pero no lo voy a tener hasta febrero aproximadamente. En lo que queda hasta febrero voy a intentar de venir de nuevo a Valencia para entrenar para seguir con la adaptación", le contó Jano a llamaceleste.com desde Valencia.

En Valencia le prestan uno para navegar.

 

Luego de su gran actuación en Londres 2012 con diploma olímpico incluido, el uruguayo decidió cambiar de clase para ser más competitivo en Río, donde la falta de viento lo dejaba sin chances en la clase Laser.

Ahora está en Valencia viendo qué tipo de barco es el más acorde para sus necesidades (el Finn varía bastante porque no son estándares, sino que se adaptan al navegante).

 

"Este barco tenés que mirarlo bien, el peso, algunos detalles que cambian. Hay que asegurarse antes de hacer la compra. Respecto del Laser, cambia todo, el material de la vela, el material del palo que es fibra de carbono, la vela es como la que usan los barcos más grandes y hay distintas velas, distintos palos. Hay que buscar una buena combinación", le explicó Jano a llamaceleste.com. "La inversión de comienzo es grande, pero después te sirve para toda la campaña...", agregó el uruguayo.

 

Alejandro Foglia también habló con llamaceleste.com de su vida post Londres ya instalado en España. "Las primeras dos semana fue medio caos todo porque entre la universidad, el entrenamiento y el trabajo los fines de semana, me quedaba muy poco tiempo para buscar un lugar dónde vivir. Cuando llegué me quedé con una pareja de Uruguay (amigos) Andrés y Claire, que dónde vivían le sobraba un cuarto y se lo alquilé al dueño, mientras buscaba otro lugar. Estaba bien, pero lo malo era que me quedaba lejos del trabajo y del gimnasio. Entonces buscaba algo más cerca de éstos dos puntos importantes para no perder mucho tiempo en los traslados. Después de ver varios encontré un apartamento lindo en una zona que se llama Raval, que es donde estoy viviendo ahora, compartiendo con dos chicos más, uno de Pamplona y otro de Asturias. La convivencia viene bien, estamos todos muy poco tiempo en casa", contó Jano. Los últimos meses de preparación ya había dejado su casa en Barcelona y vivía entre viaje y viaje. Sus cosas viajaban de aquí para allá con él en su furgoneta.

 

Uno de los puntos que tuvo claro Foglia desde antes de los Juegos es que se iba a concentrar en terminar su carrera universitaria: "Tengo clase de lunes a viernes. Estoy estudiando en el Instituto Nacional de Educación Física Cataluña (INEFC), que está en el parque olímpico, dónde fueron los Juegos Olímpicos de Barcelona '92, esta muy bueno, tiene terribles instalaciones. Este semestre que termina el 21 de diciembre estoy cursando 5 asignaturas y el semestre que viene que va desde fines de enero hasta fines de mayo 4 materias más y si va bien termino", explicó.

 

El objetivo es septiembre 2014. "Ahí tengo que llegar bien porque es el Mundial de las clases olímpicas en Santander", comentó. Ese Mundial es clasificatorio para Río.

Para el 2013 tiene en mente tres competencias: Palma de Mallorca en abril, el Mundial en julio y el Europeo en agosto. "Capaz se puede sumar alguna regata más". Para el 2014, antes del Mundial, en mente están Miami, Palma de Mallorca, Francia y el Europeo. "Hay algunas regatas que todavía no figuran en el calendario y pueden sumarse", aclaró.

 

Sus primeros entrenamientos fueron sólo físicos. Luego comenzó con el trabajo de aumento de masa muscular (hipertrofia) para tener el peso adecuado para el Finn, ya que tiene que ser más pesado que lo que precisaba para la clase Laser.

 

Su trabajo es fundamental para cubrir sus gastos básicos. "Casi todos los fines de semana tengo que ir al club a trabajar con el equipo de Laser 4.7. También me han pedido para hacer entrenamientos personales de Laser para gente más grande y alguna otra cosa. Por suerte van saliendo cosas que me ayudan a pagar los gastos mensuales que tengo", comentó.

 

Antes de viajar... Los últimos días antes de viajar fueron movidos para Jano. A una semana de irse (viajó el 25 de septiembre rumbo a España), twitteó que no había recibido apoyo y fue noticia inmediata. Finalmente antes de viajar pudo confirmar que la Dinade a través del Ministerio de Turismo y Deporte se haría cargo del costo del barco. "Ya queda poco. Ultima semana en Uruguay. ¿Algún sponsor…? Nada de nada… ¿Alguna reunión con autoridades…? Ehh, no. Arriba!". Fue el tweet que armó el revuelo. Días después volvió a usar esa red social para publicar la buena nueva: "Días atrás publiqué algo sobre el apoyo. Los medios ya lo adelantaron y la primera necesidad (el barco) está cubierta por el gobierno. Gracias".

 

Ese apoyo es fundamental para empezar este ciclo olímpico. Aún sin tener que comprar el barco con dinero de su bolsillo, Jano calcula que el presupuesto necesario es de unos 60.000 dólares al año con los viajes y competencias. DirecTV, que lo apoyó en la recta final rumbo a Londres, se comprometió a apoyarlo cuatro años más.

 

Homenaje en España... Hace unas semanas el uruguayo fue homenajeado por el Instituto donde estudia (INEFC) junto con otros deportistas olímpicos.

"El diploma está en catalán... Lo otro es una dado de bronce macizo símbolo del INEFC realizada por el escultor Javier Ubeda. Lindo recuerdo!", publicó Jano.

 

Repasando Londres. Aquella llegada de Londres (previo paso por Barcelona) con caravana incluida ("Fue impresionante, un momento único. Ya estaba deseando llegar y estar con la familia", repasó) lo encontraba aún emocionado. Y pudo sintetizar en una imagen cuál es el recuerdo imborrable de su histórico logro: "el abrazo con mi entrenador (con lágrimas en los ojos), ese abrazo va a quedar en mi mente, poderlo compartir con él fue único". Su entrenador al que se refiere es el Oso Oscar Gadea, su preparador físico, quien también habló con llamaceleste.com y coincidió en ese momento especial. "El abrazo fue fantástico. La alegría por él de alguien que trabaja con él hace mucho tiempo. El entrenador no es protagonista, es maestro, padre, amigo... Mi alegría fue y es enorme", comentó Gadea a llamaceleste.com sobre ese instante.

Gadea es uno de los principales protagonistas en la carrera de Jano. Hace 12 años que trabajan juntos. "El último día antes de la medal race le dije que ahí no terminaba nada, ahí empezaba. Mantenerte en alto nivel significa cambiar-mejorar todos los días. Él tiene las condiciones físicas, técnicas y de experiencia hoy como para seguir mejorando sus participaciones olímpicas. Tiene todas las condiciones para aspirar a una medalla en un trabajo a largo plazo. Aquí no hay milagros, aquí no se puede vender humo, Río de Janeiro ya se empezó a jugar", contó el Oso a llamaceleste.com sobre el futuro ya presente de Jano.

 

Sobre las razones de su éxito, Jano explicó que "nunca perdí la confianza. Antes de los Juegos me sentía bien, con confianza. El segundo día fue un desastre, capaz sino peleaba por medalla, pero me pude recuperar". Y en ese entonces a la pregunta de cuánta confianza te da para lo que viene fue directo: "Es una inyección de adrenalina pura, más que nunca con ganas de seguir entrenando y más fuerte para llegar más arriba".

Antes de viajar compartió con llamaceleste.com sus recuerdos y sensaciones y el valioso recuerdo de la vela olímpica en casa de sus padres. Ahora allí está, ya a más de tres meses de lograr su diploma olímpico, con adrenalina pura, en el comienzo del Finn con destino a Río.

 

Fotos: llamaceleste.com y Facebook Alejandro Foglia

 

© llamaceleste.com