Login

Rate this item
(0 votes)

La vuelta a casa

El grueso de la delegación celeste llegó ayer por la mañana de Londres y llamaceleste.com estuvo ahí: Rodolfo Collazo, Juan Romero, Andrés Silva y Déborah Rodríguez fueron los deportistas que llegaron acompañados por Rubén Scarpati, Leandro Vaz y Andrés Barrios, los entrenadores, más delegados e integrantes del Comité Olímpico Uruguayo.

Rudi Lausarot, que se sumó a la delegación a último momento, viajó solo y volvió solo ayer por la tarde vía Chile. Emiliano Dumestre, en tanto, se quedó unos días en España donde fue a visitar a Leandro Salvagno, un ex olímpico. Alejandro Foglia, por su parte, sigue rumbo a Barcelona en camioneta y el domingo estará llegando a nuestro país.

 

La Ministra de Turismo y Deporte, Liliam Kechichián, fue una de las que estuvo presente en la recepción a la delegación olímpica. "Están bien, cansados por el viaje y contentos de estar acá", comentó la Ministra, quien los vio primero y se fue antes de que salieran de todos los trámites aduaneros.

 

Gabriel Melconian, otro de los olímpicos que llegó la semana pasada a Uruguay, fue otro que se acercó a recibir a sus compañeros. "Una gran alegría", comentó Leandro Vaz sobre la sorpresa que les dio Melconian.

 

Los celestes, en charla distendida, dieron sus primeras impresiones en la llegada felices y cansados luego del largo viaje.

"Es un sentimiento bastante encontrado, te ibas de la Villa y veías toda la Villa vacía. Mirabas y decías "ya terminó" (con dejo de melancolía). Eso es bastante complicado, pero al mismo tiempo con ganas de venir para acá y juntarse con toda la gente de acá. El pensamiento que te queda es bueno, vamos a meterle para el que viene y estamos ahí de nuevo", comentó Juan Romero, quien piensa tomarse unas semanas de descanso y ya dspués ponerse a planificar su ciclo olímpico camino a Río.

"Contento de estar en casa, fueron 25 días bastante aprovechables de trabajo, de experiencia, de buenos momentos, de malos momentos, todo suma", fueron las primeras palabras de un Andrés Silva que tuvo que explicar más de una vez qué pasó con su actuación en los Juegos Olímpicos.

 

--¿Cómo viviste el mal momento?
--En el momento de haber corrido la carrera la verdad que estaba bastante angustiado porque la verdad es que no esperaba esa marca. Sabíamos que físicamente estábamos bien. Obviamente el físico no respondió a lo que es un resultado a nivel olímpico, que era lo que queríamos. No pudo ser, ver el 53 ahí me sorprendió un poco. Pienso que Andrés Silva tuvo muchos inconvenientes para llegar después de lo que fue los Panamericanos. Se trabajó muy duro y no pude responder a ese apoyo.

Rodolfo Collazo fue uno de los que más descansado llegó: "Me dormí de Londres a Madrid, y de Madrid acá...", contó el abanderado celeste quien estaba contento rodeado por los suyos. "Ya los últimos días que no competimos, estás ahí extrañándolos a ellos y hablás con la familia y te dicen "¿y cuándo vas a venir.?" y se hace más largo, así que feliz de estar acá", comentó.

 

"En cuanto a la competencia, con viento siempre en contra no pudimos mejorar el tiempo pero solo uno pudo y no pudimos estar entre los 12 mejores que era el gran objetivo ambicioso que teníamos, pero le pudimos ganar a Argentina en la final que también era un objetivo grande porque ya desde el 2010 que no le pudimos ganar más. Era 1 segundo pero siempre atrás, y nos tenían de hijo...", analizó.

--¿Y ya se piensa en lo que viene?
--Yo sí. Ahora hay que sentarse a analizar todo esto y cómo seguir trabajando. Yo el año que viene cumplo 30 y para seguir quiero aspirar a más, no quedar 15, sino estar entre los 10 mejores... Yo quiero seguir, es lo que me gusta y es lo que amo y hago desde los 11 años. Pero también la idea es poder involucrar más gente, y hacer crecer la competencia interna...

Déborah Rodríguez fue una de la que más público trajo a la bienvenida, con su familia presente. Y también una de las más requeridas por los medios por su gran actuación en Londres. "Es una experiencia increíble, voy a seguir entrenando para poder repetirla... El fin de semana corro acá y después me voy a San Pablo... Mi temporada la terminó en septiembre. En el Sudamericano la expectativa es ir por la medalla de oro, pero no quiero decir nada porque en el atletismo todo puede pasar", comentó ya pensando en lo que viene.
 

Sobre la competencia recordó que "no me di cuenta de nada... Muchas cosas no me acuerdo, estaba tan concentrada que no me acuerdo. Lo que quería era no desenfocarme de lo que era mi objetivo. Estaban dando muy buenos tiempos y el día de la competencia, me levanté muy temprano e hice la misma rutina que todos los días. "Yo no voy a competir, voy a entrenar", le dije a mi entrenador. Y salió mejor aún que en los entrenamientos".
 

"Mi prueba no consiste en igualarme con los rivales, es: yo, mi andarivel, mi taco. Lo que más me impactó fue el tiempo porque pude mejorar un segundo y medio mi tiempo. Ahí me di cuenta que ningún ser humano sabe su límite...", sentenció.

 

Cada uno se fue con los suyos, tiempo de descansar para la mayoría y todos ya pensando en lo que viene. El sueño de Río 2016 empieza ahora.

 

Fotos: llamaceleste.com

 

© llamaceleste.com